El otoño afecta a tu piel

En otoño protege y cuida tu piel a diario.

El otoño afecta a tu piel

La caída de las hojas significa otoño y que nos encaminamos hacia los meses de frío. Aunque no lo creas, el otoño afecta a tu piel.

Para empezar, el sol sigue dañándola a diario si no utilizas protección. Proteger la mejor defensa natural que tenemos no es solo una labor de verano, ya que los rayos UVA siguen llegando a tu piel cada día.

El otoño afecta a tu piel y empeoran las afecciones que parecen mejorar en verano (rosácea, acné, dermatitis, psoriasis… y las manchas). Por eso, con la bajada del termómetro debemos mostrar más atención a la hidratación de la piel, porque en estos meses va a reducir su secreción de sebo y transpiración natural, y se va a secar con más frecuencia.

En otoño presta aún más atención a tu piel para evitar que se seque.
En otoño presta aún más atención a tu piel para evitar que se seque.

Hay que tener en cuenta a diario que:

  • Debes usar productos naturales, acordes al tipo de piel que tienes.
  • No debes renunciar a tu rutina limpieza e hidratación (mañana y noche) para favorecer la renovación celular y la oxigenación de la piel.
  • Debes prestar atención a tu dieta para cuidar de tu piel desde dentro.
  • Debes beber agua con frecuencia a diario, lo que te ayudará a mantener el nivel natural de humectación.
  • Debes descansar de 7 a 8 diarias, con lo que evitarás que el agotamiento afecte al rostro (bolsas, hinchazón…).

Eso sí, estos tips no son la única solución si quieres devolver a tu piel su luz y brillo natural. Ellipse Multiflex es una plataforma que nos permite tratar diversas afecciones cutáneas.

Su avanzada tecnología ofrece buenos resultados en:

Acné vulgar: afecta, sobre todo, al rostro y la parte superior del tronco. Más común entre adolescentes.

Angiomas: lunares o puntos rojos.

Cuperosis: rojeces, pequeñas irritaciones y capilares dilatados en pómulos y las aletas de la nariz.

Efélides: las tan conocidas pecas.

Lentigos solares y seniles: manchas causadas por el sol y la edad.

Manchas de vino de Oporto: conocidas como nevo flamígero se dan con frecuencia en rostro, cuello, cuero cabelludo, brazos y piernas. Suelen ir creciendo conforme se cumplen años.

Pigmentación moteada: decoloración irregular o en forma de parches, causados por cambios en la melanina.

Poiquilodermia de Civatte: la provoca la exposición prolongada (durante años) al sol. Afecta, sobre todo a escote, zona lateral del cuello y cara.

Queratosis seborreica: manchas de color marrón (claro u oscuro) y negro que suelen detectarse en cabeza, cuello, pecho o espalda.

Rojeces: vasodilatación de pequeños capilares de las mejillas, a consecuencia del frío, el calor, el viento, los cambios de temperatura, el alcohol…

Rosácea: patología inflamatoria crónica, que suele afectar a nariz, barbilla, pómulos y frente, sobre todo en pieles claras.

Telangiectasias: vasos sanguíneos pequeños y dilatados.

Varículas: venas muy finas, de color violeta o azulado, que forman aparentemente una telaraña (arañas vasculares).

Con Ellipse Multiflex podemos, asimismo, ayudarte a recuperar luminosidad y homogeneidad en la pigmentación; mejorar la textura de la piel y reducir el tamaño de los poros. Una plataforma muy completa. ¿La conoces ya?

Pide cita con nuestro equipo profesional y conoce aún más detalles.

¡Hasta pronto!

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.